Skip to content

Diferencias entre el Psicoanálisis y la Psicología Social-

12 noviembre, 2008

 

En este trabajo se intenta realizar un análisis comparativo entre ambas disciplinas a fin de encontrar similitudes y diferencias, en cuanto al objeto de estudio, la concepción de sujeto,  y de lo social en cada una de ellas.
I El objeto del Psicoanálisis                         

En el campo de la experiencia clínica Freud desarrolla una investigación de la subjetividad, valiéndose para ello de las formaciones del inconsciente y, ante todo, de la puesta en palabras por el sujeto que las padece.
 Freud sostuvo que su producción, el psicoanálisis, se ubica dentro de las ciencias de la naturaleza, sostiene que en el psiquismo opera una sola fuerza, y la naturaleza de dicha fuerza es físico-química. Frecuentemente, se refiere a la química de las pulsiones. 
El objeto de la Psicología Social es el ser humano,  un sujeto  de necesidades,  que sólo se satisfacen socialmente según relaciones que lo determinan.
 Para Pichon Rivière no existe una psicología individual sino que, a partir de esta concepción de sujeto, es que define a la psicología como social, en tanto que el sujeto es el resultado de un proceso vincular, proceso que se constituye en sostén y determinante de su vida psíquica.
II La concepción de sujeto en el Psicoanálisis y en la  Psicología Social
En la teoría psicoanalítica freudiana,   la naturaleza humana esta determinada desde los impulsos instintivos e inmodificables en su esencia. Esta concepción del sujeto jerarquiza lo pulsional, lo fantasmático, a partir de estos elementos se estructura la experiencia y la subjetividad. 
Para Freud, el verdadero propósito vital de todo organismo,  se expresa en el poderío del ello,  que es totalmente inconsciente, es la forma primitiva y original de lo psíquico,  éste contiene la energía que emana de las fuerzas pulsionales sexuales (libido), agresivas, y los productos de la represión. El yo, por consiguiente, debe servir a las demandas del ello, pero teniendo en cuanta las exigencias del mundo exterior y la vigilancia del super-yo, que le impone determinadas normas de conducta.
El yo, que es la capa exterior del aparato anímico, se encarga de satisfacer estas necesidades con la ayuda del mundo exterior.
Como advertimos,  la teoría freudiana, privilegia una perspectiva instintivista del sujeto,  en la cual la fantasía inconsciente, implica una estructura dinámica que contiene a las pulsiones: sexuales, instinto de vida, instinto de muerte, entre otras. Por lo tanto, toda actividad psíquica es previncular,  anterior a la  experiencia con el objeto.
Pichon Rivière, sustituye la noción de instinto por el de necesidad, el sujeto es un ser de necesidades que sólo se satisfacen socialmente en  relaciones lo determinan. Este sujeto, a partir de sus necesidades y en su práctica es productor de su vida material, y a la vez producido por ella. 
III Relación Sujeto- Mundo
Si bien en principio Freud, sostiene que toda psicología es social, en tanto, en la vida anímica del sujeto “el otro” aparece siempre integrado efectivamente  como modelo, objeto, auxiliar o adversario. Estas relaciones son lineales y no de ida y  vuelta. 
A partir de la  relación que establece el sujeto con su realidad, se elabora un concepto de salud mental, la cual es definida por Pichon Rivière como adaptación activa. “El sujeto es sano, en tanto aprehende la realidad en una perspectiva integradora  y tiene capacidad para transformar esa realidad transformándose a la vez  él mismo”.
     En síntesis, ambas disciplinas tienen como objeto de estudio al sujeto,  pero se pueden ver sus diferencias.
  • Freud, adhiere al paradigma científico de su época, el positivismo, sostiene que en el psiquismo opera una sola fuerza, y la naturaleza físico-química, refiriéndose frecuentemente a la química de las pulsiones.
  • La concepción del sujeto pichoniano, plantea al sujeto y a la realidad, como estructuras dinámicas. Hay posibilidad de cambio, de cura. El cambio y la cura están determinados en la forma en que el sujeto está adaptado activamente a la realidad.
  • Para la Psicología Social, el sujeto es histórico, por lo tanto el psiquismo es social y cultural, diferente del natural.
  • La Psicología Social plantea un compromiso con lo histórico, con el aquí y ahora, permite operar en la realidad para transformarla.

Bibliografía

– Foladori Horacio C. ” Psicoanálisis y ciencia, bases del desencuentro”

– Pichon Rivière, E. “El proceso grupal: Del Psicoanálisis a la Psicología Social”. Ed.  Nueva visión 2003.

– Quiroga. A. P. de “Desarrollo de la Psicología”. Guía Orientativa. Clase 3. Modulo I. Maestría en Psicología Social. Abril 2002.

– Quiroga. A. P. de. “Enfoques y perspectivas en Psicología Social”. Ed. Cinco.

 

 

 

 

  
 
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: